divendres, 19 de juny de 2009

Parlem de SDL Trados Studio 2009

Hablemos de SDL Trados Studio 2009
Font: El blog de Álvaro Mira. Reflexiones de un joven traductor

En aquest article se'ns avança quines són les diferències del nou Trados Studio 2009 respecte de les versions anteriors. És força semblant al Sinergy amb totes les prestacions del Trados 2007 i algunes novetats que l'acosten al Déjà Vu, amb una novetat molt pràctica, una base de dades terminològica a mig camí de ser-ho (no la confonguem al Multiterm) que funciona com la funció Autotext de Word, que ens suggereix text quan estem escrivint alguna cosa per estalviar-nos escriure'n tant.
Sembla que encara és just el poder comprar-lo ara. Al llarg de l'any anirà millorant.
Màxim inconvenient: treballa amb totes les plataformes d'assistència al traductor obertes al mateix temps, amb la qual cosa absorbeix molta memòria RAM i cal tenir un ordinador potent per suportar-ho.
Per a més informació, vegeu l'article esmentat:

Hace tan solo unas semanas, SDL Internacional decidió lanzar al mercado la nueva versión de su herramienta de traducción asistida, a la que ha denominado SDL Trados Studio 2009.

De momento, la herramienta ha suscitado tanto mucha expectación como mucha incertidumbre. Con menos de un trimestre de circulación en el mercado, ya tiene numerosos detractores y algún que otro partidario. Personalmente, lo que más me sorprende es que muchos de los comentarios que se pueden leer en la red se han realizado a partir de la lectura de los documentos técnicos del producto, de la asistencia a eventos de presentación o de pruebas con la versión beta que se puso a disposición de la comunidad traductora antes del lanzamiento de la versión definitiva.

Imagino que muchos ya habréis leído opiniones, pero no todos habréis tenido la oportunidad de probar SDL Trados Studio 2009. Bueno, pues, a ese grupo, os invito a leer mis primeras impresiones acerca de la herramienta, que se basan en mis experiencias con el programa (lo utilicé durante más o menos una semana de forma continua antes de irme de vacaciones hace diez días y además llevo más de un mes ‘jugando’ con él).

En primer lugar, es importante presentar la interfaz del nuevo programa, que, desde mi punto de vista es lo más revolucionario. Aquí tenéis la captura disponible en el sitio de SDL:

SDL Trados Studio 2009

El concepto del diseño de la interfaz de usuario es muy similar al de otros programas de TAO como Déjà Vu o Transit, es decir, se ofrece un entorno de trabajo global en que se integran todas las utilidades empleadas habitualmente durante el proceso de traducción. Parte de la campaña de SDL para el lanzamiento del producto parte de la idea de la integración de las diversas herramientas anteriores propiedad de SDL International en una sola plataforma, esto es, la integración del binomio Trados Workbench + TagEditor, SDLX, Multiterm y Synergy en un único ecosistema de trabajo (que toma como punto de partida la interfaz de usuario del último módulo).

Para que se vea más claro, he simulado el proceso de integración en esta captura:

Simulación SDL Trados Studio 2009 a partir de componentes del paquete 2007

Como podéis ver, la similitud es bastante sorprendente. La parte de la izquierda incluye las mismas opciones de gestión de proyectos que Synergy (incluido en la versión de SDL Trados 2007), mientras que el editor de traducción situado en la parte inferior es muy parecido a la clásica interfaz de SDLX. Por último, la parte superior guarda muchas similitudes con Trados Workbench, sobre todo desde el punto de vista del funcionamiento (en Studio 2009 se realizan las búsquedas en TM y concordancias y en el reconocimiento automático de términos y la búsqueda en la base de datos terminológica desde esta parte de la interfaz).

En realidad, una vez superadas las diferencias visuales, el flujo de trabajo se asemeja mucho al de Trados Workbench pero desde la interfaz de SDLX. Así, por ejemplo, las funciones de QA propias de Trados se combinan con la traducción en paralelo y el sistema de autopropagación de SDLX.

Una de las novedades que integra el nuevo Studio 2009 es la función nombrada Autosuggest. Para usuarios habituales de Déjà Vu, se trata de un concepto familiar puesto que se muy parecido al Lexicon que puede generarse para los proyectos de traducción con dicha herramienta. Para los que no lo conozcan, se trata de una base de datos a medio camino entre TM y base de datos terminológica a partir de la cual la herramienta de traducción asistida es capaz de ofrecer coincidencias para partes o subsegmentos de la oración o del segmento que se está traduciendo. Funciona de una manera muy similar al autotexto de Microsoft Word: cuando empezamos a traducir una parte de una oración que ya hemos traducido anteriormente, el sistema nos ofrece todas las soluciones empleadas anteriormente para que, en lugar de teclearlas enteras, seleccionemos la opción apropiada de una lista y ahorremos tiempo. Creo que en este caso una imagen vale más que mil palabras, así que observad la similitud en estas dos capturas (la primera de Studio 2009 y la segunda de Microsoft Word):

Autosuggest en SDL Trados Studio 2009 Ejemplo de autotexto en Microsoft Word

A priori, se trata de una función muy interesante, porque, a diferencia del autotexto (ya disponible en Trados 2007), las unidades de Autosuggest se añaden al proyecto durante su creación y durante el mismo proceso de traducción, por lo que se recupera la mayor cantidad de material lingüístico posible. El único impedimento que le veo a esta nueva función es que, para poder utilizarla, es necesario disponer de TM con un elevadísimo número de unidades de traducción durante la preparación del proyecto (puesto que el diccionario de Autosuggest se importa a partir de TM).

Como último elemento principal reseñable cabría destacar la función de vista previa en tiempo real. Ahora, para un determinado tipo de documentos (Word, XML, HTML, …) podemos ver el resultado de nuestras traducciones o consultar el texto de origen (ambos quedan destacados en la vista previa) desde dentro del entorno de trabajo de SDL Trados Studio 2009. Siento no poder proporcionar una captura (no tengo acceso al paquete de Studio 2009 desde casa sino desde la oficina), pero el efecto sería más o menos este (simulamos la vista previa del documento de destino para los segmentos indicados por las líneas rojas en el entorno de trabajo simulado de Studio 2009):

Simulación de la vista previa en tiempo real en SDL Trados Studio 2009

Por último, creo que es digno de mención el hecho de que el formato de archivo para todos los archivos de trabajo de los proyectos es .sdlxliff; se trata de una implementación del formato .xliff desarrollado por LISA. Siguiendo esa misma línea, los formatos .tmx y .tbx también forman parte de los formatos de archivo principales empleados en SDL Trados Studio 2009, por lo que, en principio, se avanzaría en el objetivo de intercompatibilidad entre plataformas de TAO de LISA (quién sabe, quizá dentro de un par de años se puedan importar los .xliff de Oracle y abandonar Hyperhub por algo más user-friendly como SDL Trados Studio 2009).

Creo que con estas líneas, los que no hayáis tenido la oportunidad de ver la herramienta, podréis haceos una idea general. Sin embargo, no creáis que es oro todo lo que reluce o interpretéis mis palabras como un exceso de optimismo.

El sistema es potente y consume muchos recursos, por lo que exige que un PC potente. Por otra parte, se echan de menos funciones como, por ejemplo, un sistema de búsqueda y reemplazo global para todos los archivos de un mismo proyecto (de todos modos, SDL International ha comunicado que seguirá ampliando las funciones y las prestaciones de Studio 2009 a lo largo de los meses venideros).

La migración a un sistema de trabajo nuevo es siempre complicada y, en este caso, la configuración de proyectos y el trabajo con paquetes de envío y de retorno puede resultar un poco engorrosa al principio, sobre todo para la coordinación de las fases de traducción y revisión realizadas en distintos departamentos o por distintos traductores/revisores. La herramienta integra casi todas las cosas buenas (y algunas no tanto) de Trados Workbench, salpicada con muchas ideas y conceptos propios de la alabadísima Déjà Vu y de la comodísima SDLX. En mi opinión, cuando lleve un año en el mercado y se le hayan incorporado una serie de mejoras y eliminado algunos fallos derivados de la falta de consolidación de la herramienta, proporcionará mejoras sustanciales con respecto a otros sistemas de la competencia.

Eso es todo (¡y ya he escrito muchísimo!). Si alguien quiere hacer preguntas acerca la de herramienta o tiene curiosidades, que me escriba aquí o en privado. Estaré encantado de ayudar en lo que pueda.

Un saludo,

Álvaro


Suscribir con Bloglines

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada